Coaching para dejar de fumar antes de quedarte embarazada

Coaching para dejar de fumar antes de quedarte embarazadaEsta es una de las recomendaciones de salud más importantes si estás pensando en quedarte embarazada. La planificación de este embarazo siempre debe partir de la base de la salud. Y es vital que te mentalices para apagar de un modo definitivo el último cigarrillo. Es decir, es vital que cambies de mentalidad y dejes de poner excusas creyendo que habrá otro momento mejor para lograr este objetivo. Son muchas las razones por las que puedes motivarte para dejar de fumar. Haz una lista.

A continuación, te damos algunas ideas, por ejemplo, mayor bienestar, adiós a los malos olores en casa, mejora tu presupuesto gracias al ahorro, ofrecerás a tu hijo un ejemplo de vida sana, sufrir menos estrés… Cuanto más larga sea tu lista, más razones tendrás para alcanzar tu meta.

Es muy importante que des el paso de dejar de fumar haciendo partícipes a tus amigos y familiares de que vas a dar este paso. Cuando te comprometes ante otras personas, tu nivel de implicación también aumenta. Por otra parte, es fundamental que te marques una fecha para materializar tu plan de acción.

Cómo dejar de fumar antes del embarazo

Seguro que en tu entorno conoces a alguna persona que ha dejado de fumar últimamente. Además de inspirarte en el ejemplo de esa persona también puedes quedar para hablar y que te explique cómo ha sido su proceso. Esta información te dará fuerzas a ti.

Visita a tu médico de cabecera y pídele información sobre posibles ayudas para fumadores que quieren dejar el tabaco. Solicita información también en tu farmacia. Aporta información concreta sobre tu hábito con el tabaco. Por ejemplo, comenta cuántos cigarros fumas por día, desde qué edad fumas y qué grado de placer experimentas cuando enciendes un cigarro (puntúa esta valoración en un porcentaje de 0 a 5).

Intenta tener una agenda con ocupaciones. Es muy posible que dejar el periodo de abstinencia venga acompañado de estrés. Por esta razón, puedes buscar apoyo terapéutico en actividades concretar como el mindfulness, la técnica de la atención plena. Yoga, pilates y taichí son otras alternativas.

Además, también es recomendable que elimines de tu casa aquellos estímulos visuales que te recuerdan tu hábito como fumadora, por ejemplo, los ceniceros, los mecheros y cualquier otro detalle de este tipo. Incluso, puede que tengas que dejar de quedar con tanta frecuencia con un amigo fumador que te recuerda el hábito que tú quieres olvidar ahora mismo.

Cómo superar la tentación de la recaída

Tienes que tener un plan B para esos momentos en los que sientas una gran tentación de fumar. Habrá esas situaciones, por esta razón, tener una respuesta anticipada es el mejor modo de evitar el autosabotaje. Por ejemplo, toma un chicle. O simplemente, llama por teléfono a un amigo para hablarle de tu deseo de fumar. Con su refuerzo positivo, seguro que te ayuda a desviar tu atención.

Comprende la propia psicología de un cambio de hábitos. Tienes que dejar atrás ciertas rutinas para experimentar otras nuevas. Es decir, tienes que desaprender para volver a aprender. Y en este proceso en el que sales de tu zona de confort, experimentas emociones desagradables como la añoranza del viejo hábito y la esperanza de un estilo de vida más saludable. Concéntrate en todo aquello que vas a ganar con este cambio de vida. Anota las razones para dejar de fumar que han motivado tu cambio, y coloca esta lista en un lugar visible de tu casa para que, a modo de anclaje, puedas releer tantos motivos.

Dieta sana para dejar de fumar

Dieta sana para dejar de fumar

La dieta también será una gran aliada para dejar de fumar con menos ansiedad. Por ejemplo, añade en la cesta del supermercado productos básicos como frutas y verduras de la temporada. Además, prepara batidos naturales. Tras finalizar la comida, rompe el ritmo. Por ejemplo, ponte calzado cómodo y sal a dar un paseo. Para muchos fumadores el cigarro más especial del día es ese que tomaban justo después de comer. Durante esta etapa es mejor que reduzcas tus comidas en restaurantes y planifiques cualquier menú en casa.

Cómo coger fuerza para dejar de fumar

Por otra parte, en ocasiones puede ocurrir que lo que te recuerde el mono del tabaco sea el gesto de no tener nada entre los dedos. En ese caso, a modo de anclaje, puedes coger un bolígrafo, por ejemplo.

Tu motivo más importante para dejar de fumar si estás pensando en quedarte embarazada es regalar salud a ese bebé que deseas con tanta fuerza. Si por algún motivo tienes una recaída entonces, no te culpes por ello. Simplemente, retoma tu plan de acción.

Muchas personas recaen en algún momento pero lo consiguen de un modo definitivo después. De hecho, una recaída también puede ayudarte a aprender aquello que no debes hacer porque no te ayuda.

Comenta, opina, pregunta sobre coaching para dejar de fumar antes de quedarte embarazada

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escribe tu respuesta para que todos podamos aprovecharla.
Sólo se publicarán las respuestas adecuadas, aquellas que se salgan del tema serán eliminadas, así; como los mensajes promocionales, los que puedan afectar a derechos de terceros, que vulneren las leyes o que contengan demasiados errores ortográficos.