Cómo cambiar los pañales al bebé de forma segura

Cómo cambiar el pañal

Una de las rutinas de higiene más importantes en el cuidado del bebé es el cambio de pañal. Tarea que se repite durante varias veces cada jornada. Como en cualquier tipo de experiencia, irás ganando seguridad en el proceso a partir de tu propia vivencia personal. Uno de los puntos más importantes es que, en el momento en el que cambies el pañal al niño tengas situado de un modo accesible, todo aquello que puedes necesitar en ese momento.

Por tanto, planifica antes los detalles de todo aquello que vas a necesitar. Y nunca dejes al bebé solo en una zona sin sujeción adecuada. Además, también puedes elegir un cambiador práctico, que tenga una altura que te permita cambiar al niño su pañal sin tener que doblar la espalda. Ya que en ese caso, esta posición puede derivar en algún tipo de dolor lumbar. Por ello, elige un modelo de cambiador que sea proporcional a tu propia altura. Este gesto mejora tu ergonomía corporal.

Antes de comenzar con el cambio del pañal del bebé también es fundamental que te laves las manos. Es una medida de higiene básica.

Algunos de los productos básicos del aseo del bebé son el nuevo pañal, una crema protectora que cuida la piel del bebé frente al efecto de la humedad y las toallitas humedas que son muy cómodas y prácticas. Durante los primeros meses, es especialmente práctico vestir al niño con peleles ya que en ese caso, podrás cambiarle de pañal cómodamente.

Consejos para el cambio de pañal

Uno de los errores más habituales es aplicar una cantidad excesiva de crema protectora cuando en realidad, lo más importante es aplicar una dosis justa de un modo uniforme por esta zona. Pero no por poner más cantidad, hará más efecto.

Quita las cintas adhesivas del pañal para abrirlo. Pero asegúrate de pegar la propia cinta al propio pañal. Cuando pongas un pañal limpio al bebé es muy importante que compruebes que la parte delantera está a la misma altura que la posterior. De este modo, compruebas que tiene la posición correcta para potenciar el bienestar del bebé. Además, si tienes dudas sobre si el pañal oprime al niño en alguna zona, entonces, recuerda que tú puedes hacer tantos cambios como necesites al pegar y despegar las cintas adhesivas tantas veces como necesites. Por tanto, haz los ajustes necesarios.

Al quitarle el pañal sucio al bebé, es importante que limpies la piel del niño y que apliques la loción protectora que cuida su piel. Si notas que el bebé tiene algún tipo de marcas cuando le quitas el pañal, entonces, este es un síntoma de que lo has puesto demasiado prieto en esa ocasión. Intenta evitarlo la próxima vez. No solo te laves las manos antes de ponerle el pañal al bebé sino también, después. Es una medida de higiene fundamental.

Cómo evitar los malos olores del pañal

Al tener un bebé en casa, comprobarás que los pañales pueden producir malos olores en el hogar si se acumulan las bolsas de basura en la casa. Por esta razón, el mejor modo de prevenir este hecho es tirar la basura con una frecuencia diaria. O también, valorar las ventajas de los pañales reutilizables que son responsables con el cuidado del medioambiente.

Es muy importante que tanto el padre  como la madre cambien los pañales del bebé. Es decir, esta tarea debe compartirse porque forma parte de la propia implicación afectiva en el cuidado del hijo.

Cómo cambiar los pañales al bebé de forma segura

Otros consejos útiles para cambiar pañales

Si tienes hermanos con los que te llevas una gran diferencia de edad, tal vez en algún momento tuviste la experiencia de cambiarles los pañales en tu rol de hermano/a mayor. Esta experiencia puede darte más seguridad ahora en tu nueva vivencia. Es muy importante que elijas una habitación que tiene unas buenas condiciones de temperatura para cambiar al bebé en un entorno cálido. Especialmente durante el invierno cuando las bajas temperaturas son una realidad inevitable.

No solo puedes utilizar toallitas húmedas para limpiar la piel del niño sino también puedes utilizar una esponja suave para limpiar sus partes íntimas. Si es una niña, hazlo siempre de adelante hacia atrás para evitar cualquier posible infección vaginal. Antes de poner al bebé el pañal limpio es vital que compruebes que la piel del niño está seca. Para ello, puedes utilizar una toalla con una textura agradable.

Recuerda que pueden ocurrir imprevistos cuando estás cambiando de pañal al bebé. Por ejemplo, tal vez sea en ese momento cuando hace sus necesidades. En ese caso, tómate este hecho con sentido del humor y paciencia.

Para fomentar el ahorro en la compra habitual de los pañales, también puedes aprovechar los descuentos de dos por uno en el supermercado. ¡Aprovecha estas promociones!

Comenta, opina, pregunta sobre cómo cambiar los pañales al bebé de forma segura

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escribe tu respuesta para que todos podamos aprovecharla.
Sólo se publicarán las respuestas adecuadas, aquellas que se salgan del tema serán eliminadas, así; como los mensajes promocionales, los que puedan afectar a derechos de terceros, que vulneren las leyes o que contengan demasiados errores ortográficos.