Consejos de seguridad para viajar con el bebé

Consejos de seguridad para viajar con el bebé

Cuando nace un bebé, muchas cosas cambian en la vida familiar. Sin embargo, muchas parejas aman los viajes en su estilo de vida. Y tienen claro que el nacimiento del bebé solo es un aliciente para contagiarle este amor por el turismo y la aventura desde el nacimiento. Lo más recomendable es que durante los primeros meses de vida del bebé priorices la búsqueda de destinos cercanos. Potenciando escapadas breves. Lo más recomendable es evitar los viajes durante el primer trimestre de vida del bebé. Una vez superado ese periodo si el niño está sano, entonces, podrás empezar a planificar escapadas.

Cuando organizas un viaje con el bebé es muy importante que elabores una lista de todos aquellos productos que no pueden faltar en la maleta: pañales, agua, comida, juegos, toallitas, botiquín y ropa. Los viajes en coche con bebés son los más frecuentes. Antes de emprender el viaje, intenta realizar un repaso al estado general del coche a nivel externo e interno.

Consejos para viajar en coche con el bebé

La silla del bebé debe ir correctamente colocada en la parte trasera del automóvil. Y la cabeza del niño en ningún caso debe sobresalir sobre el límite del respaldo. Cuando eso ocurre, entonces, es importante elegir un sistema diferente.

Muchos padres ponen el punto de atención en hacer paradas periódicas para que el bebé pueda respirar el aire puro y cambiar de postura corporal. Sin embargo, esta medida de seguridad es recomendable para el propio conductor que también debe descansar cuando va al volante.

También puedes llevar una selección de canciones infantiles para que estos temas sean la perfecta banda sonora del viaje. La música produce un efecto relajante sobre el estado de ánimo. Antes de salir de viaje, dale la toma al bebé y también, cámbiale su pañal. De este modo, es muy posible que se muestre receptivo ante la idea de disfrutar de una buena siesta. Así también se le pasará más rápido el tiempo durante el viaje en coche.

Viajar en avión con el bebé

El bebé también puede desplazarse en avión, de hecho, muchas compañías aéreas ofrecen un trato preferente para las familias que viajan con niños. En caso de hacer un viaje largo, lo más recomendable es elegir un vuelo en horario nocturno para que el niño pueda disfrutar de la mayor parte del trayecto mientras duerme. Ya que, en los viajes largos existe la posibilidad de pedir una cuna.

Además, en otro tipo de trayectos, los bebés suelen desplazarse sentados en las piernas de su padre o su madre. Si vas a solicitar cuna para el viaje, entonces, indícalo en el mismo instante en el que formalices la reserva.

Este contacto físico ofrece una comodidad especialmente óptima para aquellos niños que están acostumbrados a ir en portabebés. Consulta las condiciones de seguridad de la compañía aérea para viajar con bebés.

Consejos de seguridad para viajar con el bebé

Viajar en tren con el bebé

Según información ofrecida por Renfe los niños que tienen menos de 4 años y que viajan en compañía de un adulto, tienen billete gratis. Además, aquellos bebés que tienen menos de 4 años que viajan en AVE, Larga Distancia y Avant, deben  tener el “Billete gratuito de niño“.

Uno de los puntos negativos de viajar en tren con un bebé es que no pudes disponer de un asiento específicamente diseñado para él. Cuando los viajes superan las tres horas de duración, el tren es el mejor medio de transporte como alternativa al coche. Y sin duda, es la mejor alternativa al avión ya que no tendrás que estar en el aeropuerto dos horas antes de que salga el vuelo. Además, durante el viaje también tienes la posibilidad de pasear por el pasillo para visitar la cafetería.

El viaje en tren resulta más relajante puesto que puedes distraerte con las vistas desde la ventana. Y el subir y bajar de viajeros en cada parada.

Otro punto negativo del viaje en tren es que es muy incómodo cambiar al bebé en los baños. Los baños del AVE sí son más amplios. Si en algún momento viajas en solitario con tu bebé, entonces, al viajar en tren también puedes disfrutar del servicio extra de Atendo, integrado por profesionales que te acompañarán hasta el asiento y también, te ayudarán a la salida del tren. Este acompañamiento hace que tu experiencia de viaje sea más cómoda. Menos estresante.

La feliz experiencia de viajar

Cuando el niño es muy pequeño no es consciente de lo que significa un viaje. Y esto es una ventaja añadida para que el estímulo del mismo no le suponga un estrés negativo. Sin embargo, lo más recomendable es que para fomentar la sensación de normalidad en el pequeño tengas algún detalle que le inspire el valor de hogar. Por ejemplo, puedes llevar su juguete favorito para el trayecto.