Cómo Elegir los Primeros Zapatos de un Bebe
Zapatos Bebé

Cómo Elegir los Primeros Zapatos de un Bebe

Elegir zapatos para un bebé que aún no tienes y cuya talla desconoces puede ser complicado. Y, aunque sus primeros meses tu pequeño puede ir sin zapatos, te lo explicaremos todas las claves para elegir los primeros zapatos del bebe.

Primeros pasos del bebé: ¿cuándo comprarle zapatos?

Según algunos especialistas, es mejor esperar hasta que el niño haya caminado durante tres meses, de lo contrario es posible que el pie no gane el musculo suficiente. Otros piensan, al contrario, que puedes ponérselos en cuanto se pongan de pie o en determinados momentos. En cualquier caso, al principio, no dudes en dejar al bebé descalzo o con zapatos ligeros. Esto le permitirá encontrar el equilibrio más fácilmente y fortalecer sus pies.

Aprovecha también las vacaciones para hacerle caminar sobre terreno blando como arena o hierba. De esta forma, sus pies aprenderán a contraerse y de esta manera mejorar su estabilidad.

 La Recomendación de los Podólogos

Hace unos años, los especialistas recomendaban zapatos altos y rígidos para sostener adecuadamente los pies del bebé. En la actualidad, los podólogos y los pediatras aconsejan elegir zapatos más bajos y menos rígidos para permitir que tu niño pequeño fortalezca sus tobillos y para que no pierde flexibilidad y libertad de movimiento.

Estas son las claves para elegir los primeros zapatos de un bebe:

  • Elige zapatos ligeros y flexibles: debes poder doblar el zapato por la mitad
  • Elige materiales naturales: como el cuero, que permitan que los pies de tu niño «respiren» mejor
  • Elige suelas finas: tu hijo podrá comprender mejor las sensaciones vinculadas a los diferentes tipos de suelo (arena, tierra, guijarros, etc.) como lo hacía cuando iba descalzo o con sus pequeñas zapatillas flexibles
  • Elige zapatos cómodos: que tengan costuras interiores muy suaves
  • Elige zapatos con cordones o con cierre de velcro: de esta manera puedes ajustar mejor el zapato a los pies del bebé.

Al probarlos, para comprobar si los zapatos son del tamaño correcto, asegúrate de poder pasar un dedo índice entre el talón de tu hijo y la parte posterior del zapato, esto es muy importante a la hora de elegir el calzado para un bebe, ya que un zapato apretado lo molestará sobretodo en esta etapa donde está aprendiendo a estar de pie y caminar.

Ahora ya sabes cuales son las características de un buen zapato que acompañará las andanzas de tu pequeño, y que posteriormente guardaras entre tus pequeños tesoros.

Cuándo cambiar los zapatos del bebé y cómo elegirlos correctamente

Tu hijo nunca te dirá que sus zapatos son demasiado pequeños y le duelen los pies. Entonces, entre 1 y 2 años, tendrás que comprarle zapatos nuevos cada cuatro o cinco meses. Es mejor saberlo y planificarlo contar con un presupuesto suficiente. Además, prefiere siempre la calidad antes que lo barato.

Probablemente hayas escuchado muchos consejos para «ahorrar», como comprar una talla más grande para ganar tiempo, porque «sus pies están creciendo muy rápido».  Sin embargo, te recomendamos que no hagas caso a este consejo, porque un zapato para bebe nunca debe ser demasiado grande, ya que la habilidad de caminar aún no está adquirida por tu pequeño. Aprender con zapatos inadecuados no se lo pondría más fácil e incluso lo arriesgarías a recibir un mal apoyo.

Cuando se trata del tamaño, utiliza un pedímetro: recuerda colocar a su hijo en posición vertical porque su pie no musculoso aumentará fácilmente un centímetro. Antes de comprar, asegúrate de que el tamaño del botín sea perfecto, debes poder colocar tu dedo índice entre el talón y la parte posterior del zapato, como ya mencionamos en el punto anterior.

¿No tienes podómetro? Coloca al bebé, descalzo, sobre una hoja grande de papel. Delinea sus pies, recorta la forma y compárala con los zapatos que vas a comprar.

¿Qué tan rápido crecen los pies del bebé?

Ahora que ya sabes cómo comprar los primeros zapatos de un bebe, controla el crecimiento de sus pies con regularidad. Tu pequeño cambiará de tamaño rápidamente durante sus primeros dos años, por lo que es importante comprobar el desgaste y la deformación de vez en cuando para garantizar siempre un soporte óptimo. Si su talla te preocupa, debes saber que consultar a un podólogo antes de los 4 años es inútil, porque nada es definitivo y todo puede evolucionar muy rápido de un momento a otro.

La evolución de la talla del bebé según su edad

  • Un bebé lleva una talla 12 y hay zapatos a partir de la 16. Para los más pequeños, recomendamos elegir una talla un cm más grande que la del pie. Por lo tanto, los dedos de los pies no se superponen y el pie tiene mucho espacio para extenderse.
  • A los 18 meses, los pies de los niños son la mitad de lo que lo serán cuando sean adultos. Para las niñas, esta comparación se realiza al año de edad.
  • Alrededor de los 3-4 años, se adquiere la horma adulta.
  • El tamaño de los zapatos del bebé cambia cada dos meses hasta los 9 meses y luego aproximadamente cada 4 meses.
  • A partir de los 2 años, el pie gana 10 mm por año, lo que es equivalente a una talla y media.

¿Qué sistema de cierre elegir?

Durante el primer año, elige los cordones: la sujeción es mejor y estos se adaptan mejor a la forma del empeine del bebe.

Nota: cuanto más bajo sea el cordón, más se abrirá ampliamente el zapato, es decir, más fácil para colocárselos a tu bebé. En cuanto comience a vestirse solo (a veces a partir de los dos años), opta por los cierres mágicos, aprenderá la autonomía con mayor facilidad.

¿Zapatos altos o bajos?

Los zapatos bajos no se recomiendan para niños pequeños. Pero luego, permiten que el tobillo se fortalezca. Por otro lado, los modelos altos apoyan mejor el pie y calzan el talón, pero desgastados demasiado pronto, soportan demasiado, no facilitan la marcha y crean cierta pereza muscular. A partir de los 2 o 3 años pueden utilizar cualquier modelo de zapato.