Primeros Síntomas de un Embarazo
Embarazo Bebé

¿Cómo Reconocer los Primeros Síntomas de un Embarazo?

¿Llega tarde tu ciclo menstrual? ¿Algunas partes de tu cuerpo están cambiando y tienes sensaciones raras? Estas cosas son síntomas de embarazo. Aunque es cierto que algunas mujeres no son propensas a mostrar ninguno de los síntomas del embarazo, otras tienen mensajes claros e identificables enviados por su cuerpo. Aprende en esta web de bebes a reconocer los síntomas de embarazo más comunes.

Períodos menstruales: el primer síntoma de embarazo

Durante el embarazo, los períodos desaparecen y no regresan hasta después del parto. Si tienes un ciclo menstrual bien regular, el retraso o incluso la ausencia total de períodos es muy a menudo un síntoma de embarazo y, en algunos casos, aparece tensión en la parte inferior del abdomen al mismo tiempo. Sin embargo, las mujeres con ciclos más irregulares no pueden confiar en estos dos signos de embarazo. En caso de duda, debes realizarte una prueba de embarazo.

Bueno saber

A veces, aparecen rastros de sangrado durante las primeras semanas de embarazo. Este fenómeno no debe confundirse con la menstruación habitual, y estas manchas marrones también se conocen como “hemorragias de implantación” y son el resultado de que el óvulo se asiente en el útero.

Embarazo y Dolor de Pecho

Otro signo que presagia un embarazo: un dolor de pecho que aumenta. Inmediatamente después de la fecundación, los senos tienden a agrandarse provocando cierta tensión desagradable para la mujer embarazada. Durante el proceso, el pecho se endurece y se vuelve hipersensible al más mínimo toque. Otro cambio a destacar a nivel de la mama: el color del pezón. De hecho, se vuelve más oscuro bajo la influencia de la hormona del embarazo (HCG).

Náuseas: Un Clásico para las Embarazadas

Aproximadamente el 70{e67405420b3014e0668f8593957697ac4d11b9f6e310faecca613e9d53b2773d} de las mujeres embarazadas experimentan náuseas durante el embarazo. Es uno de los síntomas más habituales del embarazo y, por lo tanto, este síntoma de embarazo no es infrecuente y puede ir acompañado o no de vómitos. Suele aparecer entre la 4ª y la 6ª semana de embarazo y puede durar hasta el final del primer trimestre.

Son varias las razones que pueden explicar la aparición de estas náuseas. La primera es, por supuesto, el nivel de la hormona del embarazo (HCG) que aumenta en la sangre y que, junto con el estrógeno, provoca náuseas y posiblemente vómitos. Otro motivo que explicaría este síntoma del embarazo son los reflejos psicológicos que pretenden proteger inconscientemente al feto de determinados alimentos y otros hábitos. El cerebro jugaría un papel protector y desarrollaría repulsiones olfativas y alimentarias, de ahí las náuseas.

Fatiga Inusual

Por lo general, nada nos detiene, y, de repente, nos convertimos en una verdadera marmota. Todo nos cansa. Irreconocibles, nos pasamos los días dormitando y solo esperamos una cosa: la tarde para poder dormir. Normal: nuestro cuerpo está haciendo un bebé.

«La progesterona tiene receptores en el cerebro que actúan en todo el sistema nervioso “, explica un ginecólogo. De ahí también proviene la sensación de agotamiento, a veces con dificultad para levantarte por la mañana, sensación de cansancio constante… Sin embargo, puedes tener la seguridad de que este estado de fatiga desaparecerá a medida que avance el primer trimestre del embarazo. Mientras tanto, descansa al máximo.

Estreñimiento, ardor de estómago, pesadez

Otro pequeño inconveniente: no es infrecuente desde las primeras semanas de embarazo sentir acidez, pesadez después de las comidas, hinchazón. El estreñimiento también forma parte de las dolencias habituales. En este caso, trata de comer más fibra y beber suficiente agua para que este pequeño inconveniente no dure demasiado.

Una dieta no regulada

¿Te vuelves a veces víctima de antojos incontrolables o, por el contrario, no puedes tragar nada? Todas lo experimentamos al principio del embarazo. Son los famosos antojos de las mujeres embarazadas que te hacen querer comer de inmediato, aunque, por el contrario, también hay ciertos alimentos que siempre nos han gustado y suelen darnos asco de repente. Nada alarmante, es totalmente normal.

Sensibilidad a los Olores

Nuestro sentido del olfato también nos jugará una mala pasada. Cuando nos despertamos, el olor a tostadas o café de repente nos repugna, nuestro olor ya no nos agrada, o la idea de comernos un pollo asado nos enferma de antemano. Esta hipersensibilidad a los olores suele ser la causa de las náuseas (hablamos sobre estas más arriba) y también podemos descubrir una pasión repentina por ciertos olores que nunca antes habíamos notado.

Un estado de ánimo cambiante durante el embarazo

¿Nos echamos a llorar o nos echamos a reír por nada? Es normal. Los cambios de humor se encuentran entre los cambios frecuentes en las mujeres embarazadas. ¿Por qué? Son los cambios hormonales los que nos vuelven hipersensibles. Puedes pasar de un estado eufórico a una gran tristeza en pocos minutos. Tranquilízate, generalmente esto es temporal, aunque a veces puede durar buena parte del embarazo. En este caso tu pareja tendrá que ser muy comprensiva.

Necesidad frecuente de orinar

Es bien sabido que una mujer embarazada a menudo tiene necesidades urgentes. Y esto a veces sucede al comienzo del embarazo. Si el peso del bebé aún no es la causa de estos impulsos, si lo es el útero (que ya ha crecido un poco) y ya está presionando la vejiga. No nos reprimimos y adquirimos el hábito de seguir bebiendo agua y, frecuentemente, tenemos la necesidad de ir al baño a orinar.

¿Son fiables los síntomas del embarazo?

La respuesta te decepcionará. «Los síntomas del embarazo son inespecíficos, por lo que no se puede confiar en ellos», dice un ginecólogo consultado. «Puedes tener todos los síntomas del embarazo y no estarlo. De la misma manera que puedes no tener ningún síntoma de embarazo y aun así estarlo», dice.

Estos primeros síntomas del embarazo sí pueden ser psicosomáticos: a veces quieres tanto estar embarazada (o por el contrario no quieres estarlo) que te creas (o enmascaras) tú misma, sin tu conocimiento, estos síntomas. Además, algunas mujeres tienen síntomas premenstruales idénticos. «Es imposible saber si estos son síntomas de embarazo o la llegada de la regla», informa el ginecólogo. Solo un examen de embarazo, orina o sangre, puede confirmar tu embarazo.