Cunas para bebés
Cunas Bebé

Todo lo que Debes saber antes de Comprar una Cuna para un Bebé

En los primeros meses de su vida, la cuna representa un capullo protector para los bebés. Hay muchas variaciones y como elegir una cuna segura para el bebe suele ser una pregunta que quita el sueño a los padres. Para ayudarte, en este blog de bebes te vamos a enseñar cómo elegir una cuna para bebés.

Cuando llega un recién nacido, nos organizamos para recibir al futuro bebé de la mejor manera posible, lo que da lugar a muchas preguntas: ¿Dónde dormirá el bebé? ¿Debemos elegir una cama o una cuna? ¿Qué tipo de cuna elegir? ¿Cómo elegir la mejor cuna para tu bebé? Intentaremos responder a tus preguntas sobre dónde dormirá el bebe recién nacido durante sus primeros meses.

Conoce los diferentes tipos de cuna

Lo primero que debes saber es que las cunas para bebés vienen en muchas formas. Cada una tiene sus ventajas y desventajas. A continuación te ofrecemos una descripción general rápida de los diferentes tipos de cunas para bebes:

  • Cuna con ruedas: transportable de una habitación a otra, práctica para mover al bebé sin despertarlo, por ejemplo.
  • Cuna mecedora: acuna al bebé con un movimiento de mecedora.
  • Cuna plegable: diseñada para cerrarse en tijera, y así facilitar el movimiento.
  • Cuna colecho: fue desarrollada para padres que quieren estar en contacto con el bebé. Gracias a un lateral sin rejas, es posible pegar la cuna a la cama de los padres, y poder acariciar o calmar al niño sin estorbo.

Luego existen algunos modelos más confidenciales, como cunas de suspensión o capota, para aislar al bebé con protección por encima de la cabeza.

¿Por qué comprar una cuna y no una cama?

Según varios estudios científicos, el bebé duerme mucho mejor en un espacio reducido, ya que este le recuerda su vida uterina. Además, las cunas son mucho menos imponentes y, por ejemplo, se pueden mover fácilmente gracias a las ruedas. Muy prácticas cuando quieres tener al bebé cerca de ti, por comodidad, practicidad y seguridad, comprar una cuna para él bebe es imprescindible durante sus primeros meses de existencia.

¿Son compatibles las cunas para todas las edades?

No, hay varias cunas para diferentes grupos de edad. Por lo tanto, puedes encontrar modelos adecuados para recién nacidos, a partir de tres o 6 meses, por ejemplo. Es fundamental respetar este aspecto por la seguridad de tu bebé, ya que cuna que no es apropiada para su edad y donde el bebé puede pesar demasiado o correr por los bordes, puede ser altamente peligrosa.

¿Por qué hacer que el bebé duerma en una cuna?

Tu bebé tarda mucho en recuperarse después de dar a luz. Recuerda, tu hijo pasa varios meses caliente en tu útero y ahora, de un momento a otro, se encuentra solo en un mundo vasto y desconocido. Como resultado, la cuna es una excelente manera de tener a tu bebé en una especie de capullo, muy a menudo colocado junto a ti por la noche.

El tamaño y la forma de las cunas del bebé se adapta a la morfología del niño, lo que le permite dormir por la noche y durante las siestas en un lugar tranquilizador y reconfortante.

¿Qué criterios seguir para elegir una cuna?

Debido a que tu bebé dormirá en su cuna durante un tiempo, no debes elegir una cuna al azar. Hay tres criterios importantes a tener en cuenta a la hora de elegir una cuna para tu bebé:

1. Su comodidad

Al nacer, tu bebé dormirá varias horas al día: por lo tanto, debes asegurarte de que el colchón sea de alta calidad y, por lo tanto, cómodo. El colchón debe ser suave y transpirable. Ademas, es importante que este adaptado al peso y tamaño de todos los bebés. Un buen colchón permitirá que tu bebé duerma cómoda y tranquilamente durante varias horas.

2. Su seguridad

La seguridad es, evidentemente, un punto importante que no debe descuidarse. Hay tres criterios de seguridad principales a los que debe prestar atención: estabilidad, resistencia del fondo y altura del borde. Así que ten cuidado con los productos de segunda mano, o productos viejos, ya que probablemente no cumplan con los estándares actuales. Debido a que tu bebé pasará varios meses durmiendo allí, también debes pensar en las rejillas de ventilación que le permitan respirar y mirar hacia los lados cuando se sienta un poco solo.

3. Su facilidad de uso y su practicidad

La cuna del bebe es una cama que se traslada de una habitación a otra frecuentemente, ya sea por motivos de cambiar al bebe de ambiente dentro de la casa o por llevarlo a casa familiares o amigos. Por este motivo, resulta importante elegir una cuna que sea liviana y fácil de transportar.

Todo lo que necesitas saber

Una cuna es súper cómoda para un bebé al que le gusta sentirse “cómodo”, en un espacio que se adapta bien a su tamaño, a diferencia de la cama, donde se pierde un poco las primeras semanas. Por otro lado, la inversión tiene un coste que solo se amortiza unos 6 meses, porque tan pronto como el niño pueda ponerse de pie por sí solo, ya no deberías utilizarla.

Además de los modelos tradicionales de madera o mimbre, tienes la opción de artículos innovadores y prácticos, según tu estilo de vida. Plegable, con panel abatible para permitir que tu bebé esté cerca de ti por la noche sin dormir en tu cama (no recomendado por motivos de seguridad), pero también nómada para los padres que viajan.

Comprar una cuna de segunda mano

¿Eres amante del mercadillo o la venta de garaje?, ¿Quieres encontrar un modelo de cuna antiguo en hierro forjado o mimbre principesco? Aunque no sean muy decorativas, tienen la ventaja de contar con barras, tirantes y volutas de hierro que no permiten que el bebé pase la cabeza, con riesgo de estrangulamiento.

Antes de comprar una cuna para bebés usada, es importante que también evalúes la estabilidad de la misma. Si es de palanca, debe tener un candado seguro. Si quieres comprarla por internet, es normal que consigas más modelos recientes a un precio atractivo. En este caso, la higiene debe ser tu primera preocupación, por lo que debes examinar a fondo el modelo.

En cualquier caso, tendrás que cambiar el colchón para asegurarte de no poner a tu pequeño a dormir en un nido de ácaros. Por motivos de seguridad, asegúrate de que el tamaño del nuevo colchón se adapte perfectamente a la estructura de la cuna para no permitir que el bebé se enrolle debajo mientras duerme.