El Bebé debe Caminar Antes o Después del Año
Estimulación Bebé Crianza

El Bebé debe Caminar Antes o Después del Año

Las etapas de los pequeños bebes son un manojo de emociones, por un lado, nosotras tenemos miedo de que crezcan muy rápido, de no saber hacer lo correcto o que nos equivoquemos en el trayecto. Por otro lado, esta la constante crítica de todo el mundo (en verdad todos).

En esta ocasión, no ocuparemos este post para quejarnos acerca de lo metiches que suelen ser las personas con nuestra crianza, no. Hablaremos de algo que nos inquieta más que las opiniones ajenas; ¿Cuándo debe de caminar mi bebe? ¿Debo estimularlo? ¿Está bien usar andadera? ¿Lo dejo que se siente o se pare sin que haya gateado? ¡SÍ! también nos preocupa todo esto pero quiero compartirte mi experiencia para que en base a ella, tomes las mejores decisiones para tu bebes, solo tú eres quien sabe las necesidades de tu bebé.

MI EXPERIENCIA

Te cuento todo esto pero quiero aclararte es solo con fines educativos, no para hacer comparativas de tu bebes con los míos y de esta manera puedas tener un criterio extenso.

Mi primer bebe caminó hasta los 15 meses (un año y tres meses) y tuve que lidiar con muchas opiniones; que si la andadera, que no lo dejes en el piso, que no le pongas zapatos de goma, que ponle zapatos de cuero de dragón de japón… y bueno ¿para qué sigo?.

Quizás mi bebe hubiera caminado antes, la verdad es que la que no estaba preparada para esta nueva etapa era yo, me sentía llena de dudas y no confiaba en mi y mucho menos en la madurez de mi pequeño. Con él aprendí a escucharme primero a mi misma y cuando tuviera alguna duda; cuestionar, investigar en el youtube que ahora está lleno de consejos al igual que google.

Al quitarme toda esa desconfianza, seguí mi instinto y dejé que mi bebé gateara, sí, mi bebe gateo libremente hasta los casi 10 meses por toda la casa, le ponía una cobija y hasta una colchoneta pero el se salía a andar explorando su territorio. Cuando me daba cuenta, ya andaba por los cuartos y fue así como él solito se paró, ya no estaba en cuatro extremidades si no solo se sostenía con sus dos piecitos.

Conforme pasaron los meses, mi bebe se agarraba de todos los muebles y lugares en donde se sintiera seguro y pudiera caminar. Fue hasta los 17 meses como ya te mencionaba que se soltó a caminar, él solo, no lo presioné, no dejé que lo presionaran y confié en que él podría hacerlo cuando se sintiera listo.

No voy a negarte que hubieron accidentes, mi hijo se calló muchísimas veces, se raspó y lloró mucho. La ventaja de vivir en un departamento sin doble piso es que no hay escaleras y está un poco más controlado el sitio, por eso las caídas no fueron de emergencia.

Ya con mi otro bebe las cosas fueron bastante distintas pues ya sabía lo que pasaría pero ¡sorpresa! mis hijos son muy diferentes. Es por eso que debes aprender a esperar y confiar.

Mi segundo bebe caminó hace poco, tiene 13 meses (un año y un mes), las críticas y los “hazle así” no faltaron también pero esta vez decidí tomarlo todo con filosofía y agradecerles a todos por su interés por la urgencia del caminar de mi bebe. Eso sí, cuando alguien se ponía en tono muy agresivo, prefería parar las cosas o simplemente ignorar.

El Bebé debe Caminar Antes o Después del Año

Mi segundo bebe gateó desde los 1o meses y lo dejé que anduviera por toda la casa, se paró solito a los 11 meses y pensamos caminaría rápido pero no, no estaba listo.

Algo que desde mi perspectiva siento que hice mal, fue el que el hermano mayor no le permitiera pararse, (sí, lo lees bien) mi hijo mayor no quería que su hermano caminara porque le gusta jugar al “bebé dinosaurio” consiste en ir gateando por toda la casa y hacer ruidos de dino (grrrrrrr). Por una parte, me parecía tierno porque es de las pocas veces que conviven juntos, por a diferencia de edades, se me complica hacer que interactúen de manera natural pues los intereses de ambos aún son muy distintos y por eso no decía nada cuando el hermano mayor lloraba.

Tuvimos que hablar con bebesaurio varios meses para hacerle entender que su hermano ya estaba en edad y listo para caminar de la misma manera que él lo hacía y fué hace poco que dejó de llorar cuando su hermano quería andar en dos pies como él.

Mi hijo pequeño no es aún experto en la caminada, aún tambalea y necesita de mi para sentirse seguro al andar pero sé que conforme vaya creciendo caminará y nada lo detendrá por el mundo.

TIPS PARA EL ANTES DE CAMINAR

A partir de los nueve meses de tu hijo o hija, comenzarán las presiones de todas partes; pediatra, abuelas, abuelos, tías, tíos, hermanas y demás. Todos te dirán que sus hijos nacieron caminando, otros te dirán que sus hijas caminaron y al mismo tiempo debutaron en Broadway y que tu hijo de casi un año no camina y eso no puede ser.

Les tengo una noticia muy triste a todas esas personas, pues todos los niños crecen a su ritmo y no es que esté mal que la hija de tu vecina haya debutado en Broadway al mismo tiempo que caminó, simplemente esa pequeña se sentía más que lista para caminar y eso fue todo. No es que tuviera super poderes o sus genes fueran de Kriptón. No, todos los niños son un mundo como lo dice este post de Bebés y Más el cual te recomiendo leer cuando termines este. “Cada niño, un mundo”

Y me dirás “aja, pero ¿Qué señales dan los niños para saber identificar que ya están listos?” pues es muy fácil en especial si vives con ellos:

  • Se sostiene con dos pies
  • Se sienta solito
  • Notas mayor fuerza en sus piernas (Fuerza muscular)
  • Gatea pero hace ya se para con la ayuda de los muebles
  • Ya no pide que lo cargues por lapsos largos de tiempo
  • Notas más equilibrio en su andar

Te recuerdo que todos los bebe son diferentes, si tu hijo o hija no realiza algunos de estos puntos, no significa que esté mal. De cualquier modo si sientes la inquietud, consulta a tu pediatra para que te saque de dudas por completo.

  • Si tu bebesaurio o bebesauria ya empieza a dar señales de querer caminar, te invito a que prepares tu casa para evitar accidentes; poniendo protectores en los enchufes de luz. Yo encontré unos super efectivos en las tiendas que todo te cuesta un precio y traen hasta 15 piezas las cuales son suficientes si es que vives en una casa normal.
  • Busca puntos en donde tu bebé pueda golpearse con algún mueble. Tienes dos opciones; Mover el mueble o poner algún tipo de protección especialmente en las esquinas.
  • Retira adornos u objetos fáciles de alcanzar y que tu hijo jale y se le vaya encima.
  • Muchas abuelitas recomiendan usar zapatos tipo botitas y estoy de acuerdo con ellas. Busca un calzado en donde el futuro maratonista se sienta protegido. Evita que siga usando zapatos delgaditos para bebé, recuerda que está en crecimiento y aunque nos sea muy complicado asimilarlo, sus necesidades ya no son las mismas que las de un bebé de seis meses. No es necesario gastar miles de pesos en unos zapatos. Te dejo el ejemplo del tipo de zapato/tenis que usé con mis bebesaurios.
  • Todo el tiempo me la paso diciendo,  pero es importante NO FORZAR. Si tu bebé se siente obligado a caminar porque tu estás viendo que los hijos de tus amigas, primas o vecinas ya caminan y tienen la misma edad, solo estarás alterando su desarrollo y crearás algún tipo de trauma por frustrarlo y frustrarte más tu a que camine pero no lo logre. Permite que él o ella se sienta seguro y cuando esté preparado, sin necesidad de enojos y llantos caminará.

¿ESTIMULACIÓN EN CASA O PARTICULAR?

Siempre he confiado en la estimulación temprana. No precisamente para “hacer que los niños sean genios y niños super dotados” como muchos padres creen que pasará si realizan la estimulación en sus hijos.

La estimulación temprana permite a los niños experimentar cosas que quizá en casa no puedan realizarse porque mamá está ocupada cuidando a otros dos niños o tiene trabajo o simplemente desconoce de ella. Confío plenamente en ella  y no necesariamente un niño debe padecer alguna enfermedad para que asista a clases particulares.

En la actualidad ya existen CET o guarderías que ofrecen estos servicios pero es importante verifiques que estén certificados o los maestros tengan la preparación. Googlea para conocer más acerca de esto, nada se pierde y tu te informas acerca de la educación de tu bebé.

Si tienes la oportunidad de llevarlo, hazlo. Será una “inversión” para tu bebé. Yo recomiendo mucho aquellas clases que involucran a mamá y bebé o papá y bebé ya que no solo los pequeños aprenden, si no mamá disfruta y aprende, es algo sensacional.

Sé que la economía en la actualidad anda un poco baja y costear clases particulares para bebé a veces no es la opción. No te preocupes, te comparto algunos ejercicios que encontré en la red hace tiempo y puedes realizar en casa. Ten en cuenta que tu bebé es un ser frágil y todos los ejercicios deben ser realizados con suma delicadeza.

Espero estos tips te sean tan útiles como lo fueron conmigo y mis dos bebes.

Ya sabes que este post no está completo sin antes agradecerte infinitamente por leernos.